Es muy común ir por el campo, junto a un río, una laguna o el mar y encontrar “esa piedra”. Justo esa que nos gusta taaaaaanto para nuestro acuario. Pero, ¿podemos llevárnosla y meterla en el acuario? Si tienes un acuario de agua salada, sabes bastante más que yo a día de hoy sobre ellos, así que a poco te voy a ayudar. Si tienes un acuario de agua dulce, te ha gustado una piedra, te planteas llevártela y no sabes si debes o no, aquí te dejo unos consejillos. Estos consejos se resumen en dos:

  • Mirar si esa piedra para el acuario es idónea
  • Limpiar y desinfectar la piedra antes de meterla en el acuario

¿Es idónea esta piedra para el acuario?

Las dos factores más importantes para que unas piedras para el acuario sean adecuadas son: que no tengan aristas que puedan dañar a nuestros peces y, por lo general, que sean no sean piedras calcáreas.

¿Porque no puedo usar piedra calcárea en el acuario?

Las rocas calcáreas endurecen el agua y hacen que suba el pH. Ambos aspecto suelen ser negativos en un acuario. Sobre todo en gran parte de España, donde el agua ya de por sí es muy dura y con pH muy alto. Por tanto, para la gran mayoría de acuarios con los peces más típicos hay que descartar las piedras calizas.

Por contra, las especies de los lagos africanos (Tanganika y Malawi) si que necesitan un acuario con pH alto (8-8.5) y aguas duras. Así que en caso de tener un acuario de cíclidos africanos, es menos problemático meter alguna piedra caliza. Si además vives en un sitio de aguas blandas y ácidas, puede ser muy recomendable.

¿Como identifico una piedra calcárea?

Es muy muy sencillo. Échale agua fuerte (salfumant) por encima y si burbujea, es que es caliza. Si las piedras tiene varios componentes, échale a todos, ya que puede tener algún componente calcáreo. Si el burbujeo es pequeño recomiendo limpiarla bien y volver a repetir. Este burbujeo puede deberse a dos factores. Por un lado, podemos encontrar rocas que no sea calizas pero que burbujeen por tener polvo calizo por encima. Por otro lado, materia orgánica orgánica también burbujea. En ambos casos, limpiando bien la piedra debería desaparecer dichas burbujas.

Limpieza y desinfección de piedras para el acuario

Limpiarla nuestras piedras para el acuario es eso, limpiarlas. Usa agua y lo que necesites (manos, pinzas, cepillo, etc) para quitarle restos de tierra o restos orgánicos que pueda tener.

Para desinfectarla se pueden usar productos químicos o hervirla en agua. Si la piedra es pequeña, la mejor opción es meterla en agua hirviendo 2-3 veces durante 15-20 minutos. Entre un baño de agua hirviendo y otro, puedes aprovechar para limpiarla, ya que con el agua caliente se habrá reblandecido los restos que pueda tener.

Si la roca es muy grande y no puedes desinfectarla en agua, habrá que usar compuestos químicos, pero ese método os lo contaré en otra entrada.

Recomendación final

Por último, recordar que hay ciertos espacios donde está prohibido (y aunque no lo este, nos lo autoprohibimos) recoger piedras, como pueden ser zonas protegidas o zonas con un valor natural y cultural alto. No presumas de tener una piedra de sitios como la Alhambra, la torre de Hercules o Picos de Europa en tu acuario.

¿Te ha sido util este artículo? Dale una puntuación
[Votos: 11 Promedio: 3.6]