Este artículo pretende ser una breve guía de los principales nutrientes que necesitan las plantas de acuario. Un análisis detallado de nutriente a nutriente se irá haciendo en diferentes artículos.

Los nutrientes para las plantas se pueden agrupar en dos grandes grupos, los micronutrientes y los macronutrientes.

Macronutrientes para plantas de acuario

Los macronutrientes son los nutrientes que las plantas necesitan en mayores cantidades. Todo molécula orgánica está formada por Carbono, Oxígeno e Hidrógeno, pero junto a estas tres moléculas hay otros elementos también muy abundantes en las plantas, como el Nitrógeno, el Fósforo o el Potasio.

Carbono

Mucha gente que habla sobre nutrientes en acuarios, no considera el Carbono un nutriente, pero lo cierto es que el CO2 es la principal molécula que necesita una planta para nutrirse. De esta molécula, mediante la fotosintesis, la planta transforma el CO2 en O2 (es un residuo de la fotosíntesis) y en todas las moléculas que la planta necesita para vivir, crecer, reproducirse, etc. Pero estas moléculas no pueden tener solo C, sino que además tienen Oxígeno (O), hidrógeno (H) y el resto de macro y micronutrientes que comentaremos en este artículo.

El CO2, las plantas lo obtienen del aire, pero en el caso de plantas de acuario, del que está disuelto en el agua. Este CO2 llega al agua como residuo de la respiración de los diferentes seres vivos que tenemos en nuestro acuario (peces, las propias plantas, caracoles, bacterias, etc). Por tanto, todos los acuarios tienen algo de CO2 en el agua y es suficiente cuando tenemos pocas plantas y de crecimiento lento.  Si queremos un acuario muy plantado y que las plantas crezcan más rápido y más vigorosas, es recomendable plantearse inyectar CO2 al agua.

Nitrógeno – Nitrato en el acuario

El Nitrogeno (N) es el 4 elemento más abundante en las moléculas de un ser vivo (tras el C, O e H). Las plantas, por lo tanto, necesitan nitrógeno para formar su cuerpo. Las plantas de acuario, necesitan que el Nitrógeno esté en forma de Nitrato para mover absorberlo.

El nitrato puede llegar al acuario de dos maneras:

  • Abonando
  • Mediante la orina de los peces. Los peces excretan Amonio (muy tóxico para los peces), que en el filtro, mediante la actividad de las bacterias del filtro, se transforma nitrito (también muy tóxica) y este en Nitrato. El nitrato es una molécula mucho menos tóxica que el amonio y los nitritos, aunque también es tóxica si se acumula en mucha cantidad.

En los acuarios con plantas de bajos requerimientos (la mayoría), este nitrato se genera, incluso más rápido de lo que las plantas lo consumen. Por tanto, es necesario hacer cambios parciales de agua a nuestro acuario para eliminar nitratos.

Fósforo – Fosfato en el acuario

El Fósforo (P) es otro elemento químico imprescindible para el buen desarrollo de nuestras plantas. Al igual que pasaba con el Nitrato, las plantas necesitan que el fósforo esté en forma de fosfato para poder absorberlo. De nuevo este fósforo llega a nuestro acuario de dos maneras:

  • Abonando
  • Restos orgánicos en descomposición, principalmente restos de comida que los peces no se han comido.

De nuevo, si el acuario tiene plantas de pocos requerimientos, no es necesario abonar con fosfatos.

Potasio en el acuario

El potasio (K) no llega a nuestro acuario de ninguna manera si no lo añadimos nosotros, ya que el agua del grifo no suele llevar potasio y la comida de los peces, tampoco. Todo acuario con plantas debería añadir pequeñas cantidades de potasio. Además el potasio no es tóxico para nuestros peces (siempre que no le metamos cantidades desorbitadas), así que no pasa nada si nos pasamos un poco, ya que este se acumulará y lo irán usando las plantas en la medida que lo necesiten.

Micronutrientes para plantas de acuario

Los micronutrientes son los nutrientes que las plantas necesitan en muy pequeñas cantidades, como pueden ser el Hierro, el Zins, el Molibdeno, el Cobre, etc. Al ser necesarios en muy pequeñas cantidades, los micronutrientes suelen llegar con el agua de los cambios de agua, en la comida de los peces, en troncos que metamos y se vayan descomponiendo muy lentamente, en piedras, en el sustrato, etc. En acuario de bajos requerimientos, estas cantidades suelen ser suficientes y por tanto no es necesario añadirlos. Aunque algunas veces puede ser necesario añadirles de manera puntual.

¿Te ha sido util este artículo? Dale una puntuación
[Votos: 6 Promedio: 4.2]